¿Tienen hambre de diversión y conocimiento? ¡Den sus primeros pasos en la cocina!

¡Qué bien imitar lo que hacen los adultos! Mamá y papá son como dos superhéroes capaces de hacer todo rápido y bien. Es una alegría verlos moverse por la cocina entre la despensa y la estufa: enjuagan, secan, cortan y pican ingredientes de colores. Llenan las ollas con agua, hierven los espaguetis mientras calientan la salsa de tomate, hornean el pescado con patatas, disponen las verduras frescas en el tazón de la ensalada.

¿Pero cómo lo hacen todo? Bueno, han adquirido mucha experiencia. Y nunca es tarde para empezar, especialmente cuando hay interés, pasión y curiosidad. El mundo de la cocina es estimulante, creativo y divertido: no es de extrañar que los niños quieran probarse con sartenes y estufas, jugar con masa de pizza, hacer galletas y albóndigas, manipular y transformar la comida con ustedes.

Involucrar a los más pequeños en las actividades de cocina es una excelente idea para sentar las bases de una buena relación con la comida y estimular el desarrollo temprano de muchas habilidades. Además, permitir que los niños manipulen los alimentos y los incorporen en la preparación de muchas recetas deliciosas es una excelente manera de alimentar el interés en las frutas, las verduras, la pasta y muchos otros ingredientes. Y las cocinas de juguete son el mejor aliado que pueden tener a su lado.

Hape siempre ha prestado mucha atención al mundo de la comida y la cocina. La línea de juguetes Kitchen & Food (Cocina y alimentos) está en constante expansión y está llena de propuestas que atraen a niños de todas las edades. Hoy queremos presentarles el Juego de cocina para niños pequeños, una divertida estufa de madera con muchos accesorios dedicados a los más pequeños. También nos dará la oportunidad de hablar sobre la importancia de las actividades culinarias en el desarrollo infantil.

Desarrollo infantil: lo que sucede alrededor de los 18 meses

Alrededor de los 18 meses, nuestros hijos comienzan a querer más independencia en las pequeñas cosas cotidianas, como comer alimentos para bebés, cepillarse los dientes y ponerse la ropa.

Por lo general, ya han aprendido a caminar. Muchos comienzan a correr y explorar cada rincón de la casa, incluidos los gabinetes y electrodomésticos. Los más dinámicos tratan de subir a los muebles, disfrutan de esconderse en pequeños espacios, rechazan la ayuda para subir y bajar escaleras.

A esta edad, empiezan a conocer más y más palabras y se expresan de manera más articulada y eficaz, gracias al vocabulario más rico. Asimismo, la gama de emociones que experimentan también se amplía: la ira, la frustración, los celos, la emoción, la gratitud, la felicidad, la tristeza y el amor comienzan a afectar el estado de ánimo del niño. A menudo, estas emociones vienen en forma de rabietas, lágrimas y pucheros, pero también un deseo repentino de besos, abrazos y risas.

Como saben, el juego desempeña muchas funciones cruciales en el desarrollo de nuestros hijos. No solo es una situación protegida donde pueden aprender y experimentar, sino que también es un embudo en el que canalizar y expresar emociones. Los juegos de simulación que involucran actividades de cocina resaltan la creatividad y las habilidades de resolución de problemas, estimulando el desarrollo cognitivo y las habilidades lingüísticas.

Juego de cocina para niños pequeños: cuando los niños tienen hambre de diversión y conocimiento

En su aparente simplicidad, el Juego de cocina para niños pequeños ofrece muchos estímulos a nuestros hijos. Las formas regordetas y los colores brillantes captarán inmediatamente la atención de los más pequeños, que no podrán resistir la tentación de girar los pomos. Y… sorpresa: ¡cuando los giren, escucharán sonidos de clic que harán que la experiencia culinaria sea aún más realista!Realista y segura porque todos los elementos han pasado las rigurosas pruebas de Hape. Para completar la estufa de madera compacta y portátil, se incluye una sartén y una olla con tapa, además de una cuchara y una espátula. Las formas redondeadas y las superficies lisas son adecuadas para manos pequeñas. Todas las piezas son grandes, robustas y panzudas: no hay riesgo de que los niños las pierdan o traguen partes pequeñas. Además, las formas panzudas y «caricaturescas» se atraen entre sí inmediatamente.

Personalicem y enriquezcan la cocina de su máster chef junior

Un solo juego contiene todo lo que necesitan para fingir que cocinan pasta deliciosa, una sopa saludable, una tortilla o lo que sugiera la imaginación del pequeño chef. Si quieren, sin embargo, pueden complementar las herramientas con ingredientes. Todos los juegos de cocina de Hape son compatibles, por lo que pueden agregar realismo y emoción a la experiencia de juego al integrar los alimentos favoritos de su hijo. ¡La carne, el pescado, los huevos, los productos lácteos, las frutas y las verduras agregarán color y diversión a las recetas de sus hijos!

Echen un vistazo a la Cesta de frutas para niños pequeños, con sus frutas vivaces y esponjosas listas para ser cortadas y reensambladas en deliciosas ensaladas de frutas. Hagan que la experiencia de juego de su hijo Máster chef sea aún más colorida y creativa con la Cesta de verduras para niños pequeños: ya saben lo divertido que es desojar la col, pelar los guisantes de la vaina, cortar zanahorias y berenjenas con un cuchillo (de juguete) con un gran mango de madera.

¡Y para completar la dieta de su hijo con la cantidad adecuada de hidratos de carbono, aquí tienen también la Cesta de pan para niños pequeños: baguettes, croissants, pasteles y galletas para satisfacer el deseo de cosas buenas y estimular el apetito!

Robusto, pero ligero, y compacto, el Juego de cocina para niños pequeños también es ideal paraentretener a los niños mientras viajan, en las casas de los abuelos o en casa de sus amigos. Y una vez terminado el juego, pongan la sartén y la olla en el espacio adecuado detrás de la estufa. Su hijo también tendrá la oportunidad de aprender la importancia del orden, sentando las bases para adquirir buenos hábitos.

Aprender cocinando: la importancia de los juegos de cocina

Todos los juegos de simulación ­y especialmente los que implican actividades de cocina­ son muy útiles para el desarrollo de los niños desde los 18 meses de edad (pero a veces incluso desde antes). Pretender que se cocina tiene muchos beneficios notables en el contexto del desarrollo mental, físico y conductual de su hijo: veamos los principales:

Los juegos de cocinar mejoran la destreza y la motricidad fina

Agarrar, medir, tamizar, verter, sumar, apilar, posicionar: todas estas operaciones involucran las manos y los miembros superiores. En otras palabras, cuando cocinan (o pretenden estar cocinando en una cocina de juguete), tienen que realizar muchas acciones que requieren una amplia gama de habilidades manuales y táctiles. De esta manera, los juegos de cocina estimulan el desarrollo de la motricidad fina.

Pretender que se cocina mejora la relación con los alimentos

Por un lado, para preparar y comer alimentos, los niños aprenden a usar utensilios. Por otro lado, una comida deliciosa es la mejor recompensa después de tanto esfuerzo para prepararla. Incluso si es solo comida imaginaria, pensar en cómo juntar los ingredientes estimulará el apetito de su hijo, la curiosidad por lo que hay en el plato y el deseo de sentarse a la mesa.

Introduce los números y la lectura a través de las recetas

Para preparar una comida, hay que seguir procedimientos codificados, respetar las dosis, pesar y medir los ingredientes. Al igual que en los juegos, tienen que seguir las reglas: los niños sienten esto con solo verles hojear un libro de cocina o una aplicación. Después de todo, una receta no es más que un procedimiento codificado, esto es, explica cómo hacer algo en oraciones bien ordenadas. Las dosis y los tiempos se expresan en números. Todo este conocimiento será útil en todos los aspectos de la vida. Por lo tanto, los juegos de cocina pueden ser una forma divertida de familiarizarse con las habilidades de lectura, conteo y matemáticas.

Cocinar significa seguir las reglas y tener paciencia

El pan y la masa de pizza deben tener tiempo para crecer, mientras que la masa debe descansar, el pastel de queso debe endurecerse en el refrigerador. Y luego cada comida tiene sus tiempos de cocción. No pueden apresurar a un cocinero, y su hijo puede aprenderlo cocinando con ustedes.

Las reglas son importantes, pero deja espacio para la creatividad

Por supuesto, hay un procedimiento codificado para hacer albóndigas, pasteles o galletas. Pero podemos reemplazar las chispas de chocolate con nueces o la harina blanca con harina integral: las variaciones sobre el tema son una excelente manera de introducir la creatividad respetando las reglas.

Pídanles a sus hijos que les ayuden a preparar albóndigas y galletas y que se diviertan experimentando, oliendo diferentes olores y texturas, imaginando cómo hacer que su postre favorito sea aún mejor. De esta manera, tendrán la oportunidad de expresar su creatividad, ¡y cocinar se volverá aún más divertido y gratificante!

Una cocina adaptada a los niños. El set de cocina infantil es el regalo ideal para entretener a sus pequeños mientras viajan, o mantenerlos ocupados mientras preparan la cena, dejándolos pretender que cocinan con ustedes. Como siempre, el entretenimiento Hape aporta múltiples beneficios al desarrollo infantil: motricidad fina, habilidades organizativas, lenguaje, emocionalidad, imaginación, paciencia y mucho más.

Y para los niños mayores, Hape ha diseñado una línea completa de cocinas de juguete para crecer con ellos, como la Cocina con Luces y Sonidos, llena de estímulos para niños de 3 años en adelante.