Abrir un libro es como viajar a otro mundo, ayuda a los niños a estimular su imaginación y expande su comprensión del mundo. Por eso muchos padres incentivan a sus hijos a aprender a leer y escribir en las primeras etapas.

Desafortunadamente, aprender a leer y escribir no es nada natural ni fácil para los niños. Por el contrario, es un proceso bastante complejo, así que cuando tu niño de 4 años empieza a mostrar interés por leer, empieza un nuevo y emocionante desafío para los padres. ¡Estamos aquí para ayudarte a enfrentarlo!

Probablemente te estarás preguntando: «¿Qué puedo hacer para incentivar a mi hijo para que aprenda a leer?»

Si te preguntas si hay algún truco para hacer las cosas un poco más fáciles, debes saber primero que los niños tienen sus deseos personales y que a veces pueden necesitar tiempos diferentes para aprender. Así que no los presiones demasiado si ves que tu hijo aún no está listo para esto.

Sin embargo, esperamos que los siguientes consejos puedan serte de mucha ayuda para enseñarle a los niños a leer y convertir esta experiencia en algo gratificante y emocionante.

En primer lugar, nada es más eficiente que dar el ejemplo: la mayoría de las cosas que los niños aprenden y hacen, surgen de la imitación de las acciones de los adultos, así que si quieres que tu hijo lea… ¡lee tú también! Procura tener una sesión diaria de lectura juntos y pídele a tus hijos que cuenten la historia que están leyendo preguntándoles cómo termina la historia.

image.png

Una cosa que puedes hacer para incentivar a tu hijo pequeño a leer es preparar un juego de lectura fácil en casa, con el fin de crear oportunidades diarias para leer. Por ejemplo, puedes pegar en las paredes u objetos algunas letras impresas e introducir a los niños a los sonidos de las letras preguntando «¿Qué sonido es esa letra?» o «¿Qué otras palabras comienzan con esta letra?». A medida que se familiarizan con las letras, puedes escribir y pegar palabras completas, para que empiecen a ver las conexiones entre los signos o símbolos y empiecen a entender su significado.

image.png

Esta es una forma sencilla para hacerles ver la lectura como un juego divertido que pueden hacer en casa con la familia y perfecto para aprender el alfabeto.

Como siempre, la música puede ser de mucha ayuda para los padres, y puede utilizarse para desarrollar la conciencia fonética en los niños.

De hecho, las canciones infantiles no solo son divertidas y alegres, sino que pueden ser buenas compañeras en la misión de enseñarle a los niños cómo suenan las palabras, y, por lo tanto, a leer. Aplaude con las palmas rítmicamente y repite las canciones con los niños; esta actividad lúdica les ayuda a desarrollar la capacidad de leer y escribir.

image.png

No sólo la música, sino también el juego es la mejor  herramienta de aprendizaje para los niños, y algunos juguetes educativos pueden ser una buena ayuda. El tablero magnético Hape, por ejemplo, ayuda a los niños a reconocer y memorizar el alfabeto de forma amena y divertida, gracias a sus diversas letras de colores que pueden adherirse sobre la superficie magnética. ¡Es una forma genial de aprender palabras nuevas!

image.png

Más allá de todo esto, ¡haz que sea divertido!

Aprender a leer no es fácil para los niños y cada niño aprende a su propio ritmo, no lo olvides. Ten paciencia y trata siempre de hacerlo divertido y ameno a través del juego. También trata de no forzar a los niños a adelantarse al momento si no están listos todavía, ya que aprenderán cuando llegue el momento apropiado. ¡Solo espera y deja que crezcan de forma natural rodeados de tu amor y tu cariño!

image.png

¿Estás listo para este nuevo desafío? ¡Les esperan grandes aventuras!